Coma alimentos, no productos

Desde hace mucho tiempo sabemos que el ser humano tiene un ADN (o DNA) en base al cual ha sido “construido” nuestro cuerpo, pero lo que no tenemos presente es que los alimentos también tienen un ADN y para que un alimento puede ser considerado como tal, su ADN debe “encajar” con el nuestro, de lo contrario nos irá produciendo, lenta pero inexorablemente, un mal funcionamiento y casi seguro alguna dolencia o enfermedad.

Los alimentos la base de la Salud Verdadera

Todos los días en nuestro cuerpo se estima que mueren alrededor de 100 mil millones de células y nacen la misma cantidad (salvo en los niños que nacen más número de los que mueren), ese reemplazo y reconstrucción celular se produce en base a los alimentos (nutrientes) que comemos todos los días. De allí nace la frase que “somos lo que comemos y su interacción con nuestros genes”

 

Alimentos o productos

Es preocupante la tendencia a comer “productos alimenticios”, altamente procesados y además llenos de colorantes, preservantes, conservantes, etc. pues tanto los procedimientos industriales, como los productos químicos añadidos, solo reducen la calidad del producto y buscan favorecer a la industria que los produce, haciéndolo más agradable al gusto e incluso adictivo.

              

Es necesario el retomar el consumo de alimentos lo menos procesados posible, no lea etiquetas, coma alimentos.

Le diagnosticaron Diabetes tipo 2, DIEZ AÑOS TARDE!!

Los dos orígenes de la Diabetes tipo 2

La Diabetes tipo 2, seguramente, es una de las condiciones que menos estamos entendiendo, de qué otra manera podríamos explicar su crecimiento exponencial en los últimos 30 años, de alrededor de 30 millones en 1985 hasta 371 millones para el 2012 (fuente: Federación Internacional de Diabetes).

Seguramente tenemos mucho por debatir y aprender de este tema, pero poco a poco se empiezan a debelar algunos aspectos que serán fundamentales para conseguir controlar y finalmente revertir esta condición. Aquí un tema para que intercambiemos opiniones, a ver qué te parece.

Glucometro 2

EL ORIGEN DE LA DIABETES TIPO 2

Cada día es más aceptado que estamos llegando alrededor de 10 años tarde en el diagnóstico de la Diabetes tipo 2, entonces, de qué nos estamos perdiendo?

EL PRIMER PASO

Sabemos que las hiperglicemias “aisladas” se están presentando en la persona con condición diabética mucho antes de que encontremos la Glucosa basal elevada (o que la Hemoglobina glicosilada esté por encima de los valores recomendados), eso pasa por un proceso conocido como Resistencia Hepática a la Insulina. En estas personas el hígado sigue produciendo glucosa a pesar de haber ingresado alimento a nuestro cuerpo (Desayuno, Almuerzo, Cena, etc.), esto ocasiona que tengamos 2 fuentes de glucosa en ese momento, la de los alimentos y la del hígado, Doble fuente de glucosa, entonces Hiperglicemia, lógico, cierto? Más allá que si es fisiológico o no que el hígado siga produciendo glucosa a pesar de haber comido (como saben yo considero que es fisiológico), lo cierto es que este proceso de constantes hiperglicemias normalmente duran “poco” tiempo, pues son controladas con mayor o menor esfuerzo por nuestro organismo, normalmente produciendo más Insulina, ocasionando con  hiperinsulinemias (elevada concentración de insulina en sangre), con el paso de los años, este repetitivo proceso va mellando la salud de las personas con esta condición, hasta el punto que nuestro sistema ya no puede compensar.

SEGUNDO PASO

Como vimos en el paso anterior, las constantes Hiperglicemias (fruto de la Doble fuente de glucosa: hígado y dieta) origina elevadas concentraciones de Insulina en sagre (hiperinsulinemia) para compensar. De esta manera con mayor o menor esfuerzo, la glucosa es introducida en el músculo para alimentarlo, pero además, para normalizar las concentraciones de Glucosa en sangre. Con el tiempo esas Hiperinsulineamias originan que el músculo se “canse” de tanta Insulina en sangre y genere Resistencia Muscular a la Insulina, a tal grado que el ya cansado Páncreas no consigue producir suficiente Insulina para compensar y ese día usted amanece con Hiperglicemia y debuta con Diabetes tipo 2, pero el primer pasó se estuvo presentando desde una década antes!!

Resistencia a la insulina

Desde mi punto de vista llegar 10 años tarde para iniciar el tratamiento es uno, pero seguramente no el único, error de nuestros tratamiento tradicionales. Pero sin desviarnos del tema, concluyamos:

  1. Si el Primer Paso es la elevación exagerada de la glucosa en sagre, producto del DOBLE INGRESO DE GLUCOSA  (Hígado y Alimentación), tendríamos 2 opciones:
  2. Crear otra droga más, con todas las contra-indicaciones que eso trae o peor aún, hacernos un trasplante de hígado o
  3. ¿No sería más simple comer menos hidratos de carbono? Con todos los grandes beneficios que eso trae? (por ejemplo, el efecto Incretina!)?

En conclusión, a veces las respuestas a los temas más complejos, son las más simples. En este caso, si el problema es el exceso de glucosa en sangre, ¿No es lo más lógico reducir el consumo de hidratos de carbono en la dieta? ¿No crees que dar 60% de hidratos de carbono en la alimentación es parte del problema?

Para terminar, recordemos que los alimentos no producen hipoglicemia, lo que produce hipoglicemia es consumir un hipoglicemiante con valores de glucosa normal; si estás tomando hipoglicemiantes consulta con tu médico como podrías mejorar las dosis o que medicinas eliminar mientras que vas reduciendo el consumo de hidratos de carbono de la mano con tu Nutricionistas o Nutriólogo, no me cansaré de recomendarte que nada se puede hacer sin el apoyo de un profesional con la experticia suficiente y casos de éxito que le respalden.

Te animo a comentar, siempre enfrentando ideas con ideas. Nut. Raúl Manrique Maidana

LA CRISIS DE SALUD Y COMO AFECTA A LAS EMPRESAS – UNA RESPUESTA FUNCIONAL

Desde que se realizó la primera sesión del Comité conjunto de la OIT/OMS, en 1950, sobre Salud ocupacional, mucha agua ha corrido bajo el puente. Ahora sabemos  lo importante que es mantener la salud física y mental entre los colaboradores.

asesorías-en-salud-ocupacionalEl ausentismo, licencias por enfermedad y la reducción del rendimiento causados por condiciones como: Sobrepeso-obesidad, Hipertensión,  Elevación del colesterol/triglicéridos, Fatiga crónica después de almorzar  o Diabetes tipo 2, entre otras, generan cada día mayores costos para las empresas.

Con los beneficios de la globalización, también han llegado una serie de cambios de hábitos, que amenazan la salud y por lo mismo el rendimiento mental y físico del principal activo de las empresas. Es por ello que las más actuales y funcionales estrategias de salud se vienen implementando, enfocadas a corregir el Sobrepeso-obesidad, que parece ser el hilo de la madeja.

sobrepeso

EL PRIMER GRAN CAMBIO

La actual evidencia científica sugiere que el sobrepeso-obesidad y sus complicaciones, que presentan la gran mayoría del grupo poblacional mundial, se debe en buena medida a la históricamente conocida Pirámide nutricional.

Pirámide NutricionalConsiente de esta realidad, desde hace algunos años vengo implementando, sistemáticamente, tratamientos alternativos basados en un estilo de alimentación llamado “Paleo” con extraordinarios resultados, tanto en mi consulta privada como en empresas tan diferentes como BCP o Sedapal.

Estos tratamientos van dirigidos a la reducción de peso con salud y a la reversión de  casos de hipertensión, dislipidemias e incluso de diabetes tipo 2, consiguiendo grandes mejorías en la salud de los colaboradores lo cual se refleja en un mejor desempeño en sus funciones.

  Raúl Manrique Maidana Nutricionista CNP 1841 Miembro Asociado APOA y ADIPER  

ENTRENAR EN AYUNAS, EFECTIVO MÉTODO QUEMA GRASA O PELIGROSO HÁBITO?

Reducir el porcentaje de grasa corporal es uno de los objetivos más comunes, tanto a nivel deportivo, de salud o simplemente estético. No menos frecuente es recibir esta pregunta en el consultorio: “Es bueno entrenar en ayunas?” o incluso “Entrenar en ayunas me ayudará a bajar más rápido mi porcentaje de grasa?”

La respuesta dependerá de varios factores: el objetivo (mejorar salud, fin estético, aumentar capacidad de recuperación, sentirse con más energía para entrenar, etc.), la genética, el nivel de entrenamiento o competitivo, estado de salud actual, entre otros y aun así, no habría una sola respuesta.

  Correr salud ESTRATEGIA GENERAL DE ALIMENTACIÓN PRE-ENTRENO

A pesar de todas las posibilidades que hay, podemos indicar que existen principios sobre los cuales podemos basarnos en la mayoría de los casos para tomar decisiones beneficiosas.

Lo primero es entender que todas las reacciones fisiológicas que tenemos en nuestro cuerpo están dadas por nuestros genes, pues a partir de ellos se construye no solo nuestro “cuerpo físico”, sino además las enzimas que podrán o no digerir determinados alimentos o usarlos para producir energía o reconstruir nuestros músculos. Si meditamos sobre la genética humana y su adaptación, veremos que estaban acostumbrados hasta hace muy pocos miles de años a salir a “trabajar”, sea cazar o recolectar, normalmente en ayunas, entonces, en base a esto ¿Podríamos afirmar que no solo podemos, sino que además, sería recomendable ejercitarnos en ayunas?

 VAMOS POR PARTES

Veamos un poco de información antes de entusiasmarnos demasiado. Luego de una comida se activan una serie de hormonas que tienen con función hacer la digestión de los alimentos que acabamos de ingerir. Además, el flujo sanguíneo se dirigirá a nuestro aparato digestivo con la misma finalidad, digestión! Si en ese momento empezamos a ejercitarnos entonces se producirá una poco sana competencia entre el aparato digestivo y el muscular por recibir el flujo sanguíneo y cada uno estimulará diferentes hormonas para cumplir su cometido. Viendo el tema así, al menos en líneas generales, no parece recomendable comer algo y poco tiempo después ponernos a entrenar.

Por otro lado, quienes plantean que debemos comer algo poco antes de entrenar se basan en que es necesario recargar “combustible”, hidratos de carbono musculares (Glucógeno muscular) para el entrenamiento, pues hemos pasado alrededor de 8 horas de ayuno durante el sueño. Pero es sabido que el músculo es muy cuidadoso con sus reservas energéticas, glucosa que ingresa, glucosa que no sale, o se usa como fuente energética o se almacena como Glucógeno, entonces durante el ayuno nocturno, es muy poco probable que estas reservas se hayan visto muy afectadas. Por lo tanto, si cenamos de manera adecuada, permitiendo llenar nuestras reservas de Glucógeno muscular, un ayuno nocturno de 8 o 10 horas no debería perjudicar.

grafico1

Además, al haber pasado varias horas de ayuno durante la noche, el Glucógeno hepático se ha reducido, pues a diferencia del músculo, el hígado ha estado liberando sus reservas para mantener la Glicemia estable durante la madrugada. Entonces, a primeras horas de la mañana es muy probable que el Glucagón (lo mismo que las catecolaminas) esté elevado y por lo tanto, esté estimulando a la Lipasa Hormono Sensible (LHS) que se encarga de la degradación de Triglicéridos para la producción de energía a partir de los Ácidos Grasos libres (Cetosis). Además, la Sensibilidad a la Insulina por parte del músculo se encuentra aumentada, por lo que habrá menos concentración en sangre de esta hormonada anabólica.

Todo lo contrario si se come una carga de glucosa antes de entrenar, pues esta estimulará a la Insulina, que reducirá la acción de la Lipasa Hormono Sensible, dando prioridad al uso de los carbohidratos por encima de los ácidos grasos. Pero ten presente, nuestro cuerpo tiene tal serie de sistema reguladores y contrareguladores, que las variantes a estos procesos dependerá de muchas factores, donde la genética también tiene su espacio.

 TODO TIENE UN LÍMITE

Entrenar en ayunas puede ser una buena estrategia para reducir grasa, pero tiene varias limitantes que debes tener en cuenta, aquí algunas:

Si son muchas horas de ayuno desde la cena al inicio del entrenamiento (10 horas o más) se corre el riesgo de generar demasiado estrés e incluso lesiones, esta posibilidad se ve aumentada si se está siguiendo una dieta fue baja en hidratos de carbono y/o a la mayor intensidad y duración del entrenamiento. La medida la tienes que ir descubriendo en tu caso en particular, pero siempre recuerda, ningún extremo puede ser positivo. En ese sentido, si al momento de levantarte en la mañana sientes cansancio, es posible que hayas exagerado un poco con esto de la quema de grasa y debas comer una fruta antes de entrenar.

  Cansado

Por otro lado, el ayuno estimula al Glucagón, que además de estimular la “quema de grasas”, también, junto con el cortisol, estimula el catabolismo muscular a través de la Neoglucogénesis, por eso si te preocupa la pérdida de masa muscular y estás entrenando "intensamente" en ayunas, podrías probar con aminoácidos de cadena ramificada buscando proteger la masa muscular, sobre este último tema, se discute mucho y aún no está claro en qué casos funciona y en cuales no.

 CONCLUSIÓN

Entrenar en ayunas, si lo que deseas es quemar grasa, puede resultar una buena estrategia, pero si te estás iniciando en el entrenamiento deberías moverte con cuidado, sentir tu cuerpo y tus necesidades, mientras te vas adaptando a los cambios y siempre ten presente esto, una persona completamente sedentaria no puede ser saludable, es básico hacer ejercicio físico. Siempre debes tener un profesional nutricionista con experiencia e historia de éxito que te asesore y ser proactivo, estar muy atento a lo que dice tu cuerpo.

Finalmente, te animo a comentar, siempre de manera alturada, enfrentando ideas con ideas. Nut. Raúl Manrique Maidana